Blog « Volver

Quince batallas hacen una batalla

11 Agosto 2015 -

XV Ediciones

Hace tiempo escuché a alguien decir que si cada jugador en el campo hace bien su trabajo y le gana la batalla particular a su oponente directo, la suma de esas victorias individuales daría como resultado ganar el partido. Esto es, de alguna manera, una definición de trabajo en equipo; quince batallas hacen una batalla.

Contacto
La lucha individual entre los primeras líneas durante las fases de melé, entre saltadores en los saques de lateral, de los centros frente a frente; son algunos ejemplos de enfrentamientos directos que se dan en el campo en forma de batallas individuales.

También lo es, cada situación de juego en la que se enfrentan 2 jugadores contrarios; placajes, carrera-evasión, duelos patada-recepción, presión a los pateadores, etc. O de pequeños grupos que, o bien atacando con continuidad avanzan con el balón, o que en acciones defensivas recuperan la posesión del balón; situaciones técnico-tácticas también son pequeñas batallas.

Pero no sólo las físicas, también las psicológicas cuentan; una buena acción es una inyección de energía para unos que por otro lado puede minar psicológicamente a los contrarios. Marcar y despegarse o marcar para acercarse en el marcador, ganar metros con una jugada ensayada, avanzar defendiendo, son algunos ejemplos más.

En definitiva, mini-guerras dentro de una gran batalla. Por lo tanto, estimulemos a nuestros jugadores para que ganen cada batalla, individual o colectiva, y que sean conscientes de que cada acción tiene una influencia directa sobre el juego general. Que la suma de todas las acciones nos haga ganar el partido.

batalla