Blog « Volver

Principios del juego de ataque (I)

19 Mayo 2015 -

XV Ediciones

No existe un ataque 100% efectivo, sabemos que no se puede garantizar el éxito de un ataque, influyen muchos factores que no podemos controlar. Aunque, aplicando los principios aquí expuestos, probablemente obtendremos un buen número de ataques efectivos.

La clave no es seguir a la defensa sino jugar con ella para desequilibrarla. Esto significa pensar y moverse a la vez, como grupo, y estar atentos a lo que ocurre en el campo. Si la defensa intenta detener un movimiento de ataque, los jugadores se deberán ajustar para buscar nuevas debilidades en la defensa contraria.

Juego de Ataque
1. El ataque debe penetrar la defensa
Atacar a la defensa, actitud ofensiva para meter a un jugador con el balón y jugadores en apoyo dentro de las líneas de defensa. Para ello, primero mover y desordenar a la defensa para generar espacios por los que poder penetrar.

2. El ataque debe utilizar todo el ancho del campo
Utilizando todo el ancho del campo obligamos a la defensa a estirarse, ésto generará espacios entre los defensores.

Pero también todo el largo del campo
Todo ataque comienza en defensa, sometiendo a presión al equipo contrario, atacar al ataque. Sin balón hay que provocar errores en el otro equipo para conseguir una recuperación de la posesión y ésto, se ha de hacer a lo largo de todo el campo.

3. Buscar el espacio libre y preservarlo hasta el momento de ser explotado
Defensivamente es imposible cubrir la totalidad del campo por lo que es importante detectar la zona más débil de la defensa en cada situación y atacarla de la forma más rápida posible. Por el contrario, si realizamos movimientos sin ese objetivo, las zonas débiles que queremos atacar pueden dejar de serlo debido a que la defensa ya las haya protegido.

Incluso en una situación de 2 contra 1, el espacio libre debe seguir disponible hasta el momento justo antes de poner a nuestro jugador corriendo con balón, con ventaja en él.

juego de ataque